Modalidades de Contacto en la Terapia Gestalt

Modalidades de Contacto en la Terapia Gestalt

Uno de los objetivos que persigue la Terapia Gestalt es la capacidad de contactar con el presente, con lo inmediato, con el campo en el que nos desenvolvemos y estamos inmersos en el ahora.

En mi artículo sobre el Poder del ahora en la Terapia Gestalt hablo de manera más puntual sobre este ahora, tal y como los terapeutas de corte Gestalt se ciñen a este presente en el trabajo terapéutico, en la bibliografía te dejo los datos del mismo para que puedas consultarlo. Este poder del ahora centra la atención, la intención y la necesidad de para qué hacemos lo que hacemos y cómo lo hacemos. Una forma de autoconocimiento esencial para el desarrollo personal.

En su libro, La Gestalt, el arte del contacto, Ginger habla sobre la importancia de promover la toma de conciencia de una manera integral para conocer y reconocer nuestras formas de funcionar y de cómo vamos haciendo los ajustes creativos con el entorno y las evitaciones de contacto en la experiencia de vivir. 

En mi experiencia, la distracción del presente genera evitaciones y pocas posibilidades de aprendizajes significativos que le den sentido a lo que hacemos, para qué lo hacemos y cómo lo hacemos. (Ana Giorgana, 2022)

El contacto en la Terapia Gestalt

Los teóricos de la Gestalt puntualizan que el contacto es el momento mismo en que el organismo, la persona se aproxima al entorno. Esta aproximación tiene lugar en el límite en la frontera de contacto, es decir, en el cómo se apropia en aquello que llama la atención. Sin olvidar, que dicha cercanía o contacto puede darse en cualquiera de las tres zonas del mismo: la interna, la media o la externa.

Por tanto, como menciona Jean Marie Robine en sus diferentes escritos, el contacto es efímero y es individual, además, permite una clara diferenciación entre el Self, el Yo y el ambiente o entorno.

A manera de ejemplo:

Al pensar en alguien, soy yo quién entra en contacto con esa persona, aun cuando el otro, aún no esté presente o ni siquiera tenga conocimiento de mi aproximación a su recuerdo.  Este pequeño acto muestra cómo las personas quedan detenidas en una figura fija en el proceso de duelo sin poder desprenderse de ese recuerdo, de esa añoranza, de ese otro que no está.

El proceso de contactar

El contacto es una experiencia activa, es un proceso. Perls, Hefferline y Goodman sostiene en el libro sobre Terapia Gestalt:excitación y crecimiento de la Personalidad Humana hablan sobre estas fases del proceso y las dividen en: 

1.- Precontacto

2.- Contacto

3.- Contacto Final

4.- Postcontacto 

Estas fases están interrelacionadas y pueden observarse en el esquema de del ciclo de la experiencia de Joseph Zinker. Las formaciones de figuras y fondos toman lugar a lo largo del proceso que se inicia con las sensaciones, es decir, con una excitacióndel organismo que alerta sobre una necesidad, deseo o lo que se requiera, una señal que pone en movimiento al Self con sus funciones y que, al mismo tiempo, tiene sus propias evitaciones o interrupciones hacia el contacto. 

Este ciclo de la experiencia reúne todos los elementos de las fases del contacto: la excitación, la formación de figuras, la energía necesaria para ir hacia la acción y finalmente llegar al contacto y la retirada. Un ideal que nos obligaría a vivir en el presente, atentos al campo en el ahora, contactando, dejando ir, realizando los ajustes creativos necesarios y espontáneos momento a momento.

Esta experiencia activa del contacto a lo largo del desarrollo del ser humano a través de los aprendizajes, cultura y campos relacionales va modificando las formas de contactar de una manera natural, organísmica, saludable y de ahí, lo que se conoce en Terapia Gestalt como modos de evitación o interrupciones del contacto.

Modalidades de contacto en la Terapia Gestalt y sus interrupciones

Es importante hacer una aclaración sobre estos modos de relación o interrupción del contacto son constructos teóricos para explicar cómo nos relacionamos con el entorno, estos mecanismos pueden utilizarse de una manera sana o bien, pueden, tornarse figuras fijas de relacionarse con el ambiente.

Las cinco modalidades del contacto

A.- Introyección: los seres humanos estamos expuestos a vivir con aprendizajes a lo largo de nuestra vida. Aprendemos valores, conductas, lo bueno, lo malo, lo que es aceptable en nuestro entorno, cultura y familia. Crecemos y vivimos con ello. No todos los introyectos son negativos, una gran cantidad de ellos nos han ayudado a la adaptación.

Sin embargo, existen introyectos o aprendizajes que fueron vigentes en algún momento, pero que, en la actualidad, no son ya adaptativos o funcionales en el ahora. ´

Son esos “deberías” que en lugar de apoyar el crecimiento se vuelven contactos neuróticos en alguna área de la vida de las personas. Se convierten en figuras fijas evitan entrar en contacto con las necesidades del hoy. Es importante detectarlos, aprender de ellos, resignificarlos y darse cuenta desde dónde se están convirtiendo en un obstáculo para el desarrollo personal. 

Los introyectos son grandes generadores de culpa y vergüenza y la Terapia Gestalt aborda estas experiencias para desafiarlas y que el Self pueda generar mejores ajustes creativos. 

B.- Proyección: la persona se siente invadida por el entorno, una posición que le permite una actitud de victimizarse frente al ambiente y el campo relacional. No existe una distinción sana sobre lo que es del Sí Mismo y lo que es del entorno. Incapacidad de reconocer lo propio y reactivo culpabilizando al ambiente de lo que genera en Sí Mismo. No en contacto con sus propias figuras, fondos y necesidades, no logra percibir su propia responsabilidad en el campo del cual forma parte.

C.- Confluencia: no existe una clara diferenciación entre el Self y el entorno. La fusión entre el organismo y el ambiente en la frontera de contacto no se perciben. Las necesidades del ambiente son las necesidades del individuo. Una dificultad que no permite conocer los límites, las necesidades propias y los ajustes creativos de crecimiento para la autonomía sin depender del ambiente. Frustración, enojo, altas expectativas y un déficit en el contacto.

D.- Retroflexión: un término gestáltico que indica de qué manera la energía que está dirigida hacia el afuera se deposita en el Self impidiendo contactos espontáneos y creativos de manera saludable. La retroflexión impide la acción. La retroflexión está en función de no expresar conflictos, temores, miedo al castigo, al abandono al expresar alguna necesidad sentida. 

La evitación a través de la retroflexión se convierte en una figura fija que trae como consecuencia una disminución del Self y lo coloca frente a la imposibilidad nutrirse del campo inmediato.  La retroflexión es el mecanismo por excelencia que obedece a los mandatos e introyectos.

E.- Egotismo: la frontera de contacto es rígida. La diferenciación entre el entorno y el organismo está delimitada. Por tanto, la experiencia del momento presente es no encontrar aquello que necesita en el ambiente. La experiencia es de frustración, vacío, control y una gran cantidad de energía queda detenida sin poder experimentar satisfacción duradera en los contactos.

Estas formas de contactar o evitar el mismo representan constructos que se pueden observar en todo momento en la consulta y en la vida cotidiana, de tal manera, que pueden convertirse en una posibilidad de crecimiento y asimilación o bien en obstáculos que impiden asimilar las experiencias y nutrirse de ellas. 

La Terapia Gestalt Aplicada se orienta a reconocer la interacción entre el organismo y el entorno, sin embargo, aunque el contacto se lleva a cabo en la frontera del mismo. Por tanto, nuestro trabajo se orienta a que las personas comprendan esta relación y que logren diferenciarse del ambiente y del campo relacional, aún cuando formen parte del mismo.

Aprende las causas de la vergüenza y la culpa, las formas de aprender a lidiar con ellas, y obtén una comprensión más íntima de la personalidad de tu paciente con nuestro curso en línea “Intervención en Vergüenza y Culpa”.

 

Bibliografía

1.- Perls, F., Hefferline, P., y Goodman, R. (1951). Terapia Gestalt. Excitación y crecimiento de la personalidad humana. Editorial (2006) Sociedad de Cultura Valle-Inclán. España

2.- Ginger, Serge   (2005). El arte del contacto. Editorial RBA libros. Traductor: Josep Escarré Reig. España.

2.- Giorgana, A. (2022). Concepto organismo-entorno en la Terapia Gestalt. https://institutocedes.com/blog/concepto-de-organismo-entorno-en-la-terapia-gestalt 

3.- Giorgana, A. (2002). El proceso de contacto en la Terapia Gestalt. https://institutocedes.com/blog/el-proceso-de-contacto-en-la-terapia-gestalt 

4.- Giorgana, A. (2002) Vergüenza y la Culpa una mirada gestáltica. https://institutocedes.com/blog/la-vergueenza-y-la-culpa-una-mirada-gestaltica 

5.- Robine, Jean Marie. (2002) Contacto y relación en Psicoterapia. Editorial: Cuatro Vientos 2012

Ana Giorgana

Artículo por Ana Giorgana

Publicado 06 Ene 2023